¿Por qué el packaging es importante?

En la actualidad estamos ante un mercado que una vez pasada la crisis económica de hace unos años, vive unos momentos donde la gran competitividad es la protagonista. Todo ello hace que las empresas tengan que buscas diferentes maneras de diferenciarse ante los consumidores, lo que ayuda a que el packaging sea cada vez más importante.

El packaging en líneas generales y para que quede claro, es el envase, embalaje, envoltorio, caja de cartón o el etiquetado que se encarga de proteger, transportar y contener el producto, pero podemos añadir que es una buena estrategia de marketing a la hora de diferenciarse y conseguir atraer a los clientes potenciales.

El contar con una buena imagen corporativa en la empresa es lo que hace que el comprador pueda distinguir de forma rápida los productos de una determinada empresa y así también diferenciarse de la competencia. Hay que tener claro que la mente de los compradores lo que hace es asociar los colores y formas de la marca y también de los servicios o productos con los que cuenten.

Todo esto hace que sea importante que el packaging o las cajas de cartón encajen con la imagen corporativa, en temas tan importantes como el color o los logos. Todo ello tiene que estar de acuerdo con la gama o la variedad, debiendo concordar con las actuales tendencias, donde manda lo retro y las atractivas cajas de cartón ecológicas. Un packaging que debe estar relacionado y atraer, dando un valor mayor a los productos finales por lo que los clientes deberán estar dispuestos a pagar más dinero.

Conscientes de lo importante que puede ser el packaging hablamos con Empacke, una empresa que se ha caracterizado no solo por ser una de las referentes en el sector, también por dar un servicio personalizado y asesoramiento que es fundamental para conseguir lo que buscan los clientes. Para ellos estos son los puntos de mayor importancia en el packaging:

 

  • Los consumidores cada vez se mueven menos por impulsos y hay que incidir en lo que es más importante a la hora de captar su atención
  • Cuando se hacen cambios en el packaging no debemos olvidar que corremos el peligro de que el cliente no pueda asociar la marca al producto y así se pueden llegar a perder ventas. Para ello es fundamental mantener la imagen corporativa y su carácter esencial
  • Hay que hacer un estudio sobre el mercado al que se dirige para conocer lo que se precisa, lo que ayuda en buena manera a que sea de mayor efectividad elegir el diseño estructural y gráfico del packaging
  • El packaging tiene que ser sencillo de usar, reciclable, inteligente y va a aportar un valor mayor al producto. Todo ello será un compromiso ECO por parte de los vendedores y ayudarán a aportar una imagen mejor a la empresa
  • Debe saber resaltar las características que tiene el producto, el contenido, el uso y otros contenidos. Todo esto es de gran ayuda para que los usuarios lo pueden utilizar de forma sencilla y cuenten con una disposición mayor a la hora de comprarlo
  • Los productos estacionales deben insistir de forma especial en el packaging para que tengan más beneficios en la época de las ventas
  • La diferenciación de la competencia no solo ocurre por la imagen de carácter corporativo, adquiere gran importancia elegir diseños y formatos realmente originales que puedan diferenciarse.

En el mundo de las ventas digitales, por lo general se suelen usar cajas fabricadas en cartón y embalajes donde haya una protección más importante. Todo ello hace evidente que no se debe descuidar la imagen. A pesar de todo, el cliente se va a sorprender en cuanto lo abra.

Estamos también ante un factor que crea una imagen inmejorable en la mente de los consumidores, que van a atribuir a la empresa el valor de poder proteger los productos para que puedan llegar en óptimas condiciones.

Las tendencias nuevas en el sector del unboxing en las redes sociales, son que los clientes vayan abriendo los paquetes de forma progresiva y muestren a lo demás lo que incluyen, lo cual puede ser de lo más atractivo para otros posibles clientes que puedan ser potenciales.

Podemos terminar diciendo que un packaging que esté de acuerdo con la imagen corporativa y el producto podrá atraer a la clientela y va a diferenciar a la empresa de la competencia. Tanto en las ventas físicas como en la online es ya parte de lo que es el primer contacto con los clientes.