Logística y transporte

El concepto de logística ha evolucionado mucho a lo largo del tiempo, ampliando sus funciones, su responsabilidad e importancia dentro de las empresas. Hoy en día es una estructura clave en los negocios y tiene la capacidad de agregar valor fundamental a la empresa que se ve transformado en beneficios.

La logística y el transporte siempre han sido sectores esenciales dentro de la economía española, sin embargo, es un sector que no ha estado en primera línea, y no se le daba por ello, la importancia que se le da ahora. La sociedad, tal y como es en la actualidad, donde los hábitos de consumo se han visto influenciados por la vida digital, necesita de ambos sectores para cubrir la demanda de un nuevo ecosistema. La mentalidad del cliente que compra un producto y lo espera de forma inmediata, sólo puede mantenerse con éxito si las empresas trabajan mediante un proceso logístico eficiente que equilibre tiempo, coste y calidad.

Si para llevar adelante tu negocio necesitas una empresa de transporte, ¿qué es lo que debes buscar?

La empresa debe ser lo suficientemente solvente para ofrecerte la seguridad de que tu mercancía llegará al destino acordado en el tiempo y forma correctos, ofreciéndote la posibilidad de llevar un control de seguimiento de la misma. Además, debe contar con un seguro que cubra tu carga de cualquier imprevisto que pudiera surgir, dándote tranquilidad durante los trayectos. Que sean capaces de asesorarte y ofrecerte la mejor estrategia para las necesidades de tu negocio es una de las garantías de estar trabajando con un profesional del sector y de que, te va a poder ofrecer la máxima calidad en el servicio.

Lo principal antes de contratar una empresa de transporte es certificar que cuenta con todo lo necesario para la manipulación y custodia de tu mercancía en las mejores condiciones posibles. Uno de los requisitos es que tenga las licencias necesarias para transportar el tipo de producto que tú fabriques, ya que, de no ser así podría resultar sancionada tanto la empresa de transportes como la empresa dueña de la carga. Es necesario que el transporte pueda realizarlo en unas condiciones adecuadas ya sea producto en seco, refrigerado o congelado, ofreciéndote los vehículos especializados que sean necesarios. Asegurarte de que cumple estrictamente con los tiempos acordados, adaptándose a tus horarios es vital. También es interesante saber si cuentan con un servicio de urgencias que poder contratar en caso de emergencia, para poder cubrirte las espaldas con tus clientes frente a errores o problemas que hayan podido surgir.

Una vez conocemos los requisitos básicos, seguir buscando algún toque de calidad que convierta en única a la empresa la hará más valiosa dentro de un sector tan amplio como éste. Este podría ser el caso de Caliche, que ofrece a sus clientes un servicio pionero: el Green Road. Consiste en transportar contenedores de frutas y hortalizas directamente del productor a puntos de entrega diversos, ya sean cooperativas o el cliente final. De esta forma se desmarcan del resto de operadores del sector y suman algo innovador al resto de servicios que ofrecen.

Otro detalle que puede hacer que una empresa se diferencie es ofrecernos un servicio de control GP`s, con el que podremos localizar en todo momento nuestra carga desde que sale de viaje hasta que llega a destino.

Fuera de España

En este caso la recomendación es fiarse de compañías que estén consolidadas en el sector. Se suele decir que la experiencia es un grado, y en estas operaciones en las que están en juego miles de euros, contar con esa experiencia es un plus. Tanto para grupajes como para cargas completas lo más importante es contar con un buen asesoramiento. De esta manera se adecúa el tipo de envío a cada empresa.

El envío de mercancías a cualquier parte del mundo necesita un enclave estratégico para la logística para poder optimizar tiempos y medios, y que no nos repercuta este aspecto en el coste.

Para elegir el medio de trasporte a partir del cual haremos el envío hay que tener en cuenta varios elementos. El principal es el económico, pero éste se ve a veces afectado por la normativa. Se trata de elegir el transporte más adecuado, en base a estos dos requisitos. De la decisión que tomemos dependerá el tipo de documentación que hay que adjuntar.

La aduana es una pieza clave en la cadena logística. De nada sirve preparar un viaje si una vez, casi en destino, nos hacen volver a casa. Contar con el asesoramiento de un representante aduanero, nos ayudará, bajo su criterio, a armonizar los intercambios comerciales, acorde con la legislación de cada país.

El transporte se ha convertido en una industria estratégica para una economía creciente globalizada. Es por ello que debería de tenerse más en cuenta las aportaciones de las empresas del sector, para establecer prioridades y dejar de lado expectativas irreales en los proyectos e inversiones públicas para seguir creciendo como país, al ritmo que crecen las necesidades que cubren.