Las tiendas eróticas son un ejemplo interesante de negocio a seguir de cerca

Tan solo basta con que salgamos a la calle para poder comprobar que a lo largo y ancho de nuestras ciudades nos podemos encontrar con decenas de compañías diferentes que hacen de los locales de los bajos de sus edificios sus cuarteles de venta al público. Muchas de estas compañías tan solo poseen esos locales, sin embargo, otras empresas, de mayor tamaño, cuentan con varios negocios, así como una sede con sus oficinas centrales. Como os decimos, tan solo en nuestra calle existen muchas empresas, pero si nos recorremos una ciudad de arriba abajo nos podemos encontrar con que esta cifra crece exponencialmente.

Sin embargo, muchas de ellas comparten algo en común y es que no cuentan con una plataforma de venta online que les de apoyo a sus ventas en la tienda física. En este sentido, ahora que el comercio online está cada vez más en auge, las tiendas eróticas son un ejemplo interesante de negocio a seguir de cerca, puesto que se han sabido reinventar y han pasado de ser un negocio oscuro y casi oculto a contar con una gran amplitud, ser claras, normalizar la sexualidad y, sobre todo, a crear plataformas de venta online muy interesantes. 

Este cambio que os decimos que están viviendo las tiendas eróticas lo encontramos, sobre todo, en su luminosidad y normalización y es que antes estaban escondidas, eran oscuras y prácticamente entrabas mirando que nadie te viese, sin embargo, en la actualidad cuentan con locales céntricos, bien iluminados, con gusto y, sobre todo, abiertos al público y es que de un tiempo para esta parte han pasado de ser locales oscuros a ser claros como los supermercados. Una reinvención que les ha servido para captar muchos más clientes, los cuales no solo llegan a través de la tienda física, sino que cada vez recurren más a la red para comprar todo aquello que desean, así, sin ir más lejos, en una tienda erótica, ya sea física u online nos podemos encontrar:

  • Dilatadores. Si te estás iniciando en el sexo anal, una gran ayuda pueden ser los dilatadores anales. El sexo anal es una práctica delicada que requiere un cuidadoso trabajo de ano para realizar una dilatación indolora. Para ello, el mercado de los juguetes sexuales ofrece dilatadores de diferentes tamaños y suaves diseños, para realizar esta estimulación con cuidado y de manera progresiva.
  • Estimuladores de clítoris. El clítoris es el centro del placer sexual para las personas con vulva. Aunque el clítoris se puede estimular también desde el interior de la vagina, por ejemplo, mediante la penetración, la manera más sencilla de obtener un orgasmo es mediante la estimulación directa del clítoris. Según un estudio publicado por la revista The Journal of Sex Research, el 70,9 % de las mujeres alcanzan el orgasmo mediante la estimulación manual; y el 72,8 % de ellas lo alcanzan a través de la práctica del cunnilingus. 

Los juguetes sexuales diseñados para estimular el clítoris, que han gozado de una gran popularidad en los últimos meses, pueden recrear las sensaciones placenteras de la estimulación oral, mediante diseños ergonómicos, tactos suaves y vibraciones que provocan oleadas de placer. Muy apropiado para disfrutar a solas o en pareja. 

  • Disfraces. Los disfraces son cada vez más habituales en las tiendas eróticas y es que para salir de la rutina de nuestro día a día no hay nada mejor que innovar y, en este sentido, cambiar los roles es una de las prácticas más habituales y demandadas. Así, los roles de estudiante-alumno, médico-paciente, carcelero-prisionero, policía-delincuente… son muy muy comunes en las fantasías de muchos ciudadanos del mundo, por lo que atuendos que nos hagan meter en esos papeles, así como algunos complementos, son muy interesantes. No obstante, como para gustos están los colores, no en todos los sex shops encontramos todos aquellos disfraces que nos gustarían, así que, si queréis impresionar a vuestra pareja, nosotros os recomendamos que visitéis DisfrazArte, donde encontraréis una amplia gama de disfraces que se adaptarán a la perfección a vuestros gustos. 
  • Estimuladores del pene. También los hombres disponen de aparatos especialmente diseñados para su anatomía. Existen en el mercado diversos tipos de estimuladores de pene, eléctricos y manuales, que ‘abrazan’ el miembro viril y le aplican vibración y calor, provocando grandes sensaciones de placer. Muy recomendables para la masturbación en solitario, pero también puede complementarse con la estimulación aportada por la pareja.

Otros juegos eróticos 

Fuera de los aparatos sexuales propiamente dichos, existen toda clase de juguetes para potenciar el deseo sexual, a solas o en pareja. Desde todo tipo de juegos de mesa, esposas y elementos que ayudan a crear fantasías sexuales, hasta lubricantes de todo tipo, para favorecer la estimulación.