La tecnología contra las humedades

Las humedades son, sin duda, lo peor que te puedes encontrar en una casa. No digamos nada si es una vivienda nueva. Afortunadamente, la tecnología ha llegado en favor de nosotros. Y es que ahora mismo, existen muchos  tratamientos para acabar con ellos. Antes se hacía siempre a base de picar y sanear, pero ahora los tiempos han cambiado. En estos momentos, hay que tener los mejores equipos y tecnología para ganar la batalla contra la humedad.

Los dos grandes problemas que nos pueden salir en las paredes son la humedad de capilaridad y la humedad de condensación. Sin embargo, no tienes que asustarte porque es posible utilizar equipos técnicos para eliminarla definitivamente. En el caso de la humedad de capilaridad es posible eliminarla usando equipos electro físicos, la llamada electroósmosis.

A los equipos electrónicos, también se les puede llamar emisoras de radio. Su funcionamiento es muy sencillo, ya que es mediante la emisión de una señal. Con esa señal consigue modificar la posición eléctrica de la molécula de vapor de agua y se genera una repulsión sobre el vapor que asciende. Es muy curioso pero fácil. Es como hacer girar un imán y se logra la atracción eléctrica natural, la ósmosis, queda desconectada.

Este molesto vapor de agua es el que queda finalmente en la construcción por la atracción eléctrica natural del suelo. El edificio y mediante esta emisora de radio se revierte el efecto de la subida capilar terminando con el problema. Por fin vas a poder respirar y quitarte el problema de las humedades. No te creas que esto es un invento reciente, es algo que ya existía pero que se ha sabido amoldar a estos tiempos gracias a las tecnologías.

Humedad de condensación

Mientras que la humedad de condensación se puede eliminar con la instalación de equipos de ventilación forzada, equipos mecánicos de sobre presión. Eso sí, los equipos y tecnología contra la humedad deben siempre estar siempre combinados con las técnicas de remate y rehabilitación de las casas.

Para los problemas de humedad por condensación, existen también diferentes equipos tecnológicos en el mercado. Lo principal es que pueda proporcionar suficiente caudal de aire a la vivienda para renovar todo el volumen de aire interior al completo. Y es que esto es un tema vital para poder evitarlo. Se puede lograr aspirando o soplando. Por depresión o por sobre presión.

La mayoría de las empresas que se dedican a las humedades, ofrece soluciones mediante la sobre presión o ventilación positiva. Lo bueno es que son sistemas mucho más simples de instalar en una vivienda ya construida puesto que se evita la instalación de tubos en la mayoría de los casos. Algo que suele ser muy complejo y quejoso.  Sin embargo, este modelo es muy eficaz y se adapta rápidamente a las diferentes medidas y condiciones de las viviendas. “Todos los sistemas deben incorporar entrada de aire, turbina de impulsión, salidas de aire”, explican desde la empresa Planit At.

En esta empresa, por ejemplo, tratan y reparan tanto humedades por condensación, que se reconocen por el moho que aflora en techos y paredes, humedades por capilaridad que ascienden por los muros de las planta bajas, como humedades de filtración que son muy frecuentes en sótanos y viviendas semienterradas. En este caso, sus sistemas contra la humedad son completamente profesionales y definitivos, dando varios años de garantía dependiendo del tipo de humedad tratada.  Además, se realiza el diagnóstico gratuito de los problemas que necesite arreglar (dependiendo del kilometraje), remitiendo un Informe completo y presupuesto para dar soluciones a humedades en Alicante

Hay que tener en cuenta que la humedad de capilaridad es un problema complicado de solucionar. Para hacerlo hay que emplear siempre el método más eficaz y con la menor afectación sobre el edificio. Y es que muchas empresas no tienen en cuenta el valor sobre lo que están trabajando.  El tipo de muro, el grosor y su accesibilidad es lo que debe determinar el tipo de remedio contra la humedad de capilaridad. La verdad es que no hay un sistema mejor ahora mismo en el mercado.

Bien es cierto que en algunos casos dependiendo del tipo de pared, se puede usar los dos sistemas indiferentemente, al menos en relación con la técnica y en otros casos, tipos de pared, deberemos renunciar a uno de ellos. Lo que tienes que hacer en cuanto veas algo de húmedas en tus paredes, lo que tienes que hacer es ponerte en manos de profesionales.