La limpieza, labor de visionarios

A veces, ser un visionario es algo mucho más fácil de lo que parece y no se ajusta a ese estereotipo de hombre que apuesta por una nueva tecnología para optimizar sus recursos. A veces, un visionario es aquel o aquella que piensa que hacer algo simple y que incluso puede llegar a ser habitual va a hacer posible la obtención de un gran beneficio o va a impedir que aparezcan problemas. Y es que se puede ser visionario o visionaria de muchas maneras diferentes. Lo importante es si lo que tenemos en mente es útil o no.

A nadie se le ocurriría hablar de una nueva técnica visionaria y un factor como lo es la limpieza o la higiene en el mismo párrafo, o incluso en la misma frase. Pues nosotros lo vamos a hacer en este artículo. Porque sí, apostar por la limpieza o la higiene de un negocio es la mejor manera, desde luego, de potenciar la imagen del mismo y de evitar que se puedan producir problemas sanitarios que nos conduzcan al más profundo de todos los desastres. Y es que la limpieza o la higiene de un negocio es algo mucho más importante de lo que solemos llegar a pensar. Y la persona que le otorga la importancia que realmente tiene merece ser considerada como visionaria.

Fijaos hasta dónde puede llegar la cosa. Una noticia que fue publicada en la página web del medio eldiario.es informaba de que, en noviembre del año pasado, se había producido un alud de denuncias contra una residencia de ancianos en Calp a causa de varios factores como lo podían ser la ausencia de personal, el trato vejatorio para con los ancianos y la falta de higiene en el centro. Las consecuencias para esa residencia, como negocio, fueron de lo más catastróficas. Y no es para menos.

Y es que hoy en día la limpieza es más importante que nunca. Solo quien se ha dado cuenta de ello merece ser considerado como visionario. Echemos un vistazo a esta página web, Mitramiss, que es la web de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Vemos cómo cualquier persona que detecte alguna irregularidad en lo que respecta a nuestra actividad lo tiene bastante fácil para denunciar. La falta de higiene de un determinado negocio es una de las cuestiones que más molesta a la ciudadanía y uno de los motivos por los que esa ciudadanía visita el enlace que os hemos dejado ahora mismo.

Ser visionario es sinónimo de tener la capacidad de encontrar nuevas soluciones para nuestro negocio, pero sin olvidarnos de las cuestiones más básicas y que, al final, nos pueden traer mayores problemas si si dejadas de lado. Por poner un ejemplo de estas últimas, hablamos de la higiene y la limpieza de un negocio, un aspecto básico y que, desde luego, no puede ser olvidado por ningún responsable. Según nos han comentado los profesionales de Gadeslimp, una entidad dedicada a la prestación de servicios de limpieza de Cádiz, son cada día más las personas que se preocupan por esto en España. Y esa es una gran noticia. Podemos decir, por tanto, que ha crecido el número de visionarios y visionarias en el país.

Hacer desaparecer los problemas de higiene, una obligación 

Tenemos que seguir trabajando en una materia como de la que venimos hablando. Se trata de una cuestión que es mucho más importante de lo que solemos pensar. Bien es cierto que limpiar, como tal, no aporta ningún beneficio directo para las empresas, pero, desde luego, es una de las claves por las que la gente puede llegar a confiar en nosotros. De lo que estamos seguros es de que nadie va a confiar en un negocio que no presenta ese aspecto de pulcritud que es tan importante y que debería ser obligatorio.

No hay peor publicidad o marketing que el que indica y demuestra que nuestro negocio no cumple con las medidas sanitarias que son obligatorias. Desde luego, es algo que es de cajón y que pone de manifiesto que no hemos hecho todo lo que deberíamos en materia de higiene. Prevenir estas situaciones es casi lo más importante que tenemos que hacer a la hora de sacar adelante un negocio y, aunque decimos que es algo que debería ser habitual, podemos asegurar sin miedo a equivocarnos que el cumple con esas cuestiones es todo un visionario.

Estamos convencidos que, desde el ministerio de Sanidad, van a endurecerse las obligaciones para todas las empresas en materia de sanidad y de higiene. Quien ha apostado tradicionalmente por el cuidado de su negocio desde este punto de vista podrá ser considerado un visionario también en el momento en el que eso se haga realidad porque no tendrá ningún problema a la hora de superar los controles. El que no haya apostado tanto por esto… seguro que va a tener algún problema más.