La importancia de una web para un hotel moderno

Sin duda alguna, las páginas web actualmente son herramientas fundamentales. Cada vez son más necesarias y los servicios que prestan están evolucionando mucho y son todo un reto. En definitiva, son un canal de comunicación de gran importancia en el negocio del alojamiento en hoteles.

Contar con una web buena es una magníficamente de mostrar el hotel y sus fortalezas

Lo primero que debemos tener claro es que toda empresa hotelera tiene como objetivo que aumenten las reservas directas mediante su página web. Desde Hotel-UP, una empresa de externalización de servicios especializados de comercio electrónico para hoteles, nos han comentado que no hay que dejar nada al azar y que hay que trabajar en todos los aspectos que sirvan para mejorar la experiencia de los usuarios.

Vamos con algunos aspectos que debemos tener en cuenta:

  • Imágenes: se dice que la primera impresión es con la que nos que quedamos. Para ello, la imagen tiene que ser de gran calidad y una acertada resolución. De la misma manera, es de gran interés pensar en la posibilidad de actualizar las imágenes de forma estacional cara que la estrategia de comunicación y promoción del hotel sea más sólida.
  • Usabilidad: una página atractiva, es de las primeras herramientas que mejoran la impresión. Para ello, hay que estar seguros de que el diseño en cuestión no sacrifica un buen uso del sitio web. Lo que es la información más importante del hotel, debe estar a un solo clic. De la misma forma, el motor de reserva tiene que estar visible, siempre, todo intuitivo y sin complicaciones.
  • Contenidos: el contenido de cada una de las páginas debe tener el potencial necesario para ser de ayuda cara a posicionarse en los motores de búsqueda. Para ello, la redacción SEO, usando las keywords adecuadas y especialmente el sentido común, a la hora de crear textos atractivos que como resultado hagan que la experiencia al cliente se venda incluso antes de que se encuentre en el hotel.
  • Optimización: un alto porcentaje, el 40% de las búsquedas de reservas y viajes se hace mediante dispositivos móviles. El diseño web tiene que ser responsive y adaptarse a los diferentes dispositivos. Actualmente un requisito primordial y aún más lo será en el futuro.
  • Motores de reservas: antes hablábamos de él, porque es de gran importancia. Para ello hay que asegurarse de que la interfaz del motor de reserva sea friendly, contando con un indicador de progreso que sea de ayuda al usuario para que sepa en dónde se encuentra. Hay que vigilar los menús plegables y los call to actions que estén bien visibles. Hace posible que las reservas se realicen de manera rápida y eficaz mediante cualquier dispositivo.
  • Velocidad: si tu web no carga tan rápido, los viajeros se van a ir de manera rápida a esa otra web que no les hace esperar tanto tiempo. Así de fácil.
  • Monitorización: en Internet, las matemáticas básicas trabajan con una sencilla fórmula: Tráfico x tasas de conversión= conversiones. Debemos tener claro que recopilar datos es un trabajo extenso y minucioso, obteniendo un mapeo con una gran pormenorización de situaciones más complicadas.

 Tres consejos últimos para la mejora de la experiencia de usuario

Debes conocer tu target

Si quieres dirigirte a tu público objetivo, antes lo debes conocer. Para ello procede a crear bocetos de sus perfiles, los famosos “buyer persona” y representa las características más comunes a ellos.

Ten en cuenta las etapas de compra

La motivación con la que las personas llegan a la web del hotel son distintas. Existen muchos casos, donde el usuario puede estar en la fase de comenzar a pensar en sus vacaciones, otros hacen algunas investigaciones y está acortando la lista de opciones para sus vacaciones, por último, a lo mejor otros están próximos a realizar la reserva.

Cuando más se rastreen los datos de las landing pages, más información de relevancia y utilidad tendrás lo que te facilitará la conversión.

Testea y analiza siempre

Aunque cuentan ya con tu estrategia de optimización que demuestra su capacidad para convertir, debes pensar que siempre es posible mejorar y lograr unos resultados mejores. Para ello, recuerda los A/B Testing, midiendo, analizando e investigando, lo que te permitirá averiguar como es posible mejorar las tasas de conversión.