La importancia de la industria del vidrio

La industria del vino es de gran importancia en nuestro país, todos sabemos que junto con la industria del vino francesa e italiana son las más importantes de Europa y mundial.  El caso es que esta industria tiene algunos que como la industria vidriera vive pareja a ella.

Cuando hablamos de la industria, se puede hacer de muchos temas. En nuestro país han existido muchas industrias que han sido enormemente populares durante multitud de décadas y podríamos decir que hasta siglos.

Podemos hablar, por ejemplo, de la industria textil, que desde los comienzos de la industrialización pasó a ser importante pilar de nuestra economía y que llegó a crecer muchísimo en lo que es la provincia de Barcelona.

Si vamos a los siglos XIX y XX, la provincia de Vizcaya vivió un gran auge de la industria con sus Altos Hornos, que también fueron de enorme importancia de la economía de España.

Como decimos, la industria del vidrio, que vive entre otros sectores, muy dependiente de la industria del vino, está viviendo momentos de gran auge, pues está consiguiendo ser de las de más potencia en España.

Muchas personas trabajan en ella y las empresas, de una manera u otra están relacionadas con un sector, que después de la tristemente famosa crisis económica, ha sido uno de los sectores que está creciendo con más vitalidad.

Para ejemplificar lo que estamos comentando, podemos hablar que desde algunos portales se informaban en años anteriores de la facturación completa que tiene este sector, superior con bastante a los dos mil millones de euros, lo que es una cifra que confirma la importancia que tiene una actividad de gran popularidad, pero que es también reconocida y de una importancia que no debemos dudar en España y que seguro va a seguir creciendo en años venideros.

No debería pasar desapercibido este tema para todos los estudiosos del mundo de la industria, que sin duda, están viendo como estamos ante uno de esos momentos históricos donde este material está alcanzando unas cotas de importancia, a la vez por esa bajada en el uso de un material que durante muchos años fue el principal competidor y que es bastante más contaminante, el plástico.

Existen una gran cantidad de empresas que están relacionadas indirectamente con un sector que no para de moverse

Cuando se habla de la industria del vino y lo importante que es, también hay que hablar de la industria del cristal, pues es enorme la cantidad de empresas de todo tipo que están trabajando actualmente con envases y toda clase de objetos realizados en cristal.

Entre los sectores que más están notando la estrecha relación son los granados en cristal. Una empresa referente en España es Cristafiel, la cual nos asegura que la relación existente entre el trabajo en la industria del vidrio y el de ellos mismos es directamente proporcional, pues cuanto más volumen de ventas tiene una, más beneficios experimenta la otra.

Por lo general, las empresas como Cristafiel viven en gran medida de los grabados que realizan en toda clase de vasos y copas, algo que está, pero que muy de moda en los tiempos en que vivimos, pues además de ser unos objetos originales, también son un magnífico regalo o detalle para muchos familiares o amigos.

Existen multitud de restaurantes o bares, que como interesante medio de marketing o promoción, lo que hacen es realizar grabados en la totalidad de sus copas o vasos. Estamos ante una idea magnífica y que además cumple eficazmente con su cometido, no dejando a nadie indiferente.

Una originalidad, que realmente nos hace poder pensar que esta clase de negocio no es flor de un día y que seguirá siendo fundamental en estos años futuros. Las cerca de cuatro toneladas productivas y las cerca de 7.000 personas que trabajan en la industria del vidrio aumentarán y con ellas muchas empresas que están relacionadas con dicha industria de forma indirecta.

Nuestro país a nivel de la industria en general, ha logrado crecer de forma vigorosa desde que se ha ido dejando alejada esa crisis económica que tantos malos ratos nos hizo pasar en la última década. Por ello, el camino que hay que seguir es el de ser una referencia verdadera en el sur europeo y luchar contra otros países vecinos como Italia, por ser los líderes en este sector, una lucha que no es fácil, pero sí que se puede llegar a lograr.

Estamos de acuerdo en que sin inversiones y un fomento de la investigación y del espíritu emprendedor nada será posible, pero que nadie dude que vamos por el buen camino.