La fabricación aditiva, una técnica en auge en España con la que abaratar costes

La tecnología avanza y cada vez nos resulta más habitual la utilización de palabras que hace unos años no estaban en nuestro vocabulario, como por ejemplo la fabricación aditiva y la impresión 3D. Pero, ¿sabemos realmente qué es? ¿Sabemos cuáles son sus diferencias? Son similares, pero existen pequeñas diferencias.

La tecnología avanza y cada vez nos resulta más habitual la utilización de palabras que hace unos años no estaban en nuestro vocabulario, como por ejemplo la fabricación aditiva y la impresión 3D. Pero, ¿sabemos realmente qué es? ¿Sabemos cuáles son sus diferencias? Son similares, pero existen pequeñas diferencias.

La impresión 3D nos permite fabricar piezas y objetos de todo tipo en tres dimensiones con rapidez, generalmente en cantidades limitadas, por lo que la utilizan sobre todo pequeñas empresas o en ámbitos amateurs, mientras que la fabricación aditiva va un paso más allá de la impresión 3D, es una revolución tecnológica en toda regla, también conocida como la cuarta revolución industrial. La fabricación aditiva o fabricación por adición es un proceso de obtención de objetos en tres dimensiones a base de agregar capas del material deseado en cada caso, de manera que vaya adoptando la forma y el aspecto deseado como resultado final, sin necesidad de moldes ni utillajes de ningún tipo, mediante la impresión 3D. Con este tipo de impresión, además, se han realizado numerosos avances tanto en la ciencia, como en la arquitectura, como en tantos otros aspectos cotidianos, ya que han llegado a imprimirse huesos, membranas o incluso casas prefabricadas.

Fue el ingeniero físico estadounidense Charles W. Hull el creador en el año 1986 del proceso de imágenes sólidas, más conocido como estereolitografía o impresión 3D, si bien a partir de entonces las innovaciones y nuevos descubrimientos han hecho que la fabricación aditiva haya evolucionado enormemente, estando presente actualmente en múltiples sectores productivos e industriales como la industria automotriz, la industria aeroespacial, la medicina avanzada, el arte, la joyería o la industria de la construcción. En España, conocemos ya numerosos ejemplos de empresas que trabajan con el 3D. En este sentido, los expertos de Crearsur  ya piensan en la creación de ventanas y todo tipo de cerramientos de PVC en 3D para abaratar los costes y satisfacer las demandas de los clientes más exigentes.

La fabricación aditiva ofrece a sus usuarios múltiples ventajas en comparación con los métodos de fabricación tradicionales como pueden ser:

  • Producción más rápida y económica. Esta forma de fabricación de piezas logra reducir hasta un 90 % los tiempos de producción, permitiendo intensificar el ritmo de producción y la reducción de costes por pieza.
  • Producción a menor escala y a medida. Con la fabricación a medida la industria puede permitirse una producción de piezas a medida y en tiradas de un menor volumen de fabricación, por lo que se convierte en una opción rentable y viable.
  • Reducción de costes logísticos. El poder hacer una fabricación “al momento” nos permite disponer de un stock virtual, lo que conlleva una reducción en los costes de almacenaje y logística.
  • Ahorro energético. Las piezas fabricadas digitalmente pesan menos, lo que implica que las máquinas necesiten menos energía para poder funcionar.
  • Producción respetuosa con el medio ambiente. Con la reducción de energía y costes de logística se reducen las emisiones contaminantes derivadas de los procesos productivos, ello unido a que este tipo de producción no genera residuos pues permite reciclar y volver a utilizar una parte importante el material que se ha utilizado en el proceso de producción, por lo que la fabricación aditiva consigue una producción más limpia y respetuosa con el medio ambiente.

La fabricación aditiva en el mundo laboral

La creciente demanda de profesionales cualificados en técnicas de fabricación aditiva, su automatización, su integración en los sistemas globales de gestión de las empresas, el gran desarrollo e importancia que ha adquirido en nuestro país y la previsión de que crecerá rápidamente en los próximos años, ha supuesto que el gobierno a través de las enseñanzas de formación profesional haya establecido en el año 2021 un curso de grado superior especializado en la fabricación aditiva, con carácter oficial y validez en todo el territorio nacional. Este curso, con una duración de 600 horas lectivas perteneciente a la familia profesional de fabricación mecánica, especializará a su alumnado en el desarrollo y gestión de proyectos de fabricación aditiva mediante el uso de impresión 3D, la supervisión y ejecución del montaje, mantenimiento y puesta en marcha de dichos proyectos, así como la toma de decisiones de implementación en el desarrollo de productos de empresa (auxiliares o finalistas) respetando criterios de calidad, diseño, seguridad y respeto al medio ambiente.

Los alumnos que obtengan el certificado de superación del curso podrán ejercer su actividad en pequeñas, medianas y grandes empresas, tanto públicas como privadas, en los ámbitos de investigación, desarrollo de productos, producción industrial, mantenimiento industrial y servicios, siendo las ocupaciones y puestos de trabajos más importantes que pueden llegar a desarrollar los siguientes: expertos en sistemas de fabricación aditiva, expertos en impresión 3D, experto en diseño de producto para impresión 3D, diseñador 3D por escaneado, experto en prototipado rápido.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter