El packaging, mucho más que un envoltorio para proteger el producto

El packaging, es algo más que un medio para proteger un producto en un envase para su almacenaje y posterior venta. Puede ser una poderosa herramienta de marketing si se sabe hacer bien. Porque es común entre las grandes marcas, hacer unas campañas publicitarias súper potentes, pero a la hora diseñar el empaque, parece que algo falla. El producto no es capaz de comunicarse con el cliente, no consigue llamar la atención. Le falta atractivo y por tanto, el consumidor no se siente tentado a comprarlo. El poder del packaging es mucho mayor de lo que parece y en ocasiones, es determinante a la hora de decantarse por un producto u otro.

Hay que tener en cuenta que con la brutal competencia que existe en el mercado actual, no es suficiente con contar con un buen producto o con hacer una buena campaña de publicidad. Hay que meterle al público el producto por los ojos, llamar la atención de tal forma, que no pueda resistirse a comprarlo, aún sin necesitarlo, ni haber pensado nunca en el mismo. Y en las estanterías, en las líneas de caja del supermercado, es donde un producto se la juega. Ya lo decía ese anuncio de colonia de hombre Brummel: en las distancias cortas, es donde una colonia de hombre se la juega. Pues en este caso, da lo mismo que se trate de una colonia o de cualquier otro artículo. En la distancias cortas, es donde se la juega.

Para ayudar a todas las marcas o empresas a promocionar su producto allá donde más lo necesita, esto es, en las tiendas y centros comerciales, está Cartonajes Mimo, especializada en packaging, donde ofrecen el mejor servicio a sus clientes, que pueden elegir entre un servicio global, que incluye desde el diseño estructural al acabado final de la producción en el punto de venta o parcial, que ofrece servicios puntuales en alguna de las fases. Aquí fabrican estuches de cartón sencillos o complejos y en diferentes acabados, plastificados, metalizados, kraft, con barnices UVI, golpes en seco, stamping…. Entre sus trabajos destacan los realizados para grandes marcas como Larios, Gillette, Tanqueray Ballantines, J&B, Anís del Mono o H&S, entre otras.

Los 10 mejores packaging del mundo

1. Miel Bzzz. Fue diseñado por Stepan Azaryan, de Backbone creative. Un enjambre de abejas que esconde la miel.

2. Miel de Klein Constantia Farm de AT/Pace. Cuando la abres, parece que salen las abejitas de la caja.

3. Vino Loco. Consiste en una camisa de fuerza y una caja con laterales acolchados, somo si se tratase de un manicomio. Una auténtica pasada.

4. Mermelada de fresa ‘La Vieja Fábrica’, solo fue una campaña gráfica, pero consistía en una envase en forma de fresa muy original.

5. Funda de sandwich anti-robo. Súper asqueroso, es una funda que imita a un sandwich con moho. Repugnante, sí, pero nadie te robará el bocata.

6. ‘FITburns’. Pan alto en proteínas. Deja a la vista parte del pan, mientras en la caja se observa la camiseta subida y los pantalones de un hombre. Justo en la mitad, a la vista, está el pan, que imita los abdominales de un hombre. Qué tío cachas podría resistirse a esto…

7. Vino Cole & Weber. Se trata de un trozo de pino el cual se ha tallado para introducir en él la botella, una caja de cerillas y unas instrucciones que indicaban cómo arrojar la caja a la chimenea, encender el fuego con la ayuda de las cerillas y deleitarse con el vino frente a la chimenea.

8. Auriculares diseñados por Corinne Pant. Tienen forma de nota musical. Realmente una obra de arte para tus oídos.

9. Thelma’s. Empresa de envíos de galletas. La caja simula el horno de la bisabuela del actual dueño, y las galletas se sacan de la caja como si de un horno se tratase. Además, la cajita en cuestión es capaz de mantener el calor de las galletas.

10. Chucherías Breaking Bad en formato Blue-Meth. Es buenísimo, como la serie en la que se inspira. Se trata de unos caramelos azules, imitando al famosa meta azul de Heisenberg y Jesse Pinkman. ¡¡¡¿¿¿What???!!!, ¿que todavía no has visto la serie?, ¿y a qué esperas?