Denia apuesta por el futuro

Dénia tiene un proyecto para convertirse en un modelo de ciudad basado en la creatividad, en la sostenibilidad, en la tradición, en la historia, en la gente y en el respeto a la tierra y al mar que han alimentado durante tantos años a esta linda ciudad. Desde diciembre de 2015, Dénia es miembro de la red mundial de ciudades creativas de la UNESCO. Y lo es con el proyecto Dénia & Marina Alta Tasting Life, un sueño que ha sido posible gracias al trabajo en equipo de toda una ciudad y de toda una comarca.

El plan de acción propone la creación de espacios para compartir experiencias y conocimiento que permitan innovar en el sector agroalimentario; la creación de un clúster agroalimentario; promover un ecosistema financiero completo y favorecer las relaciones entre emprendedores, tejido empresarial, asociaciones y el resto de actores económicos de la comarca.

La segunda área del proyecto abordada en el diagnóstico es la comercialización de productos locales. Aquí se detecta una falta de conocimiento de la existencia del producto local y dónde comprarlo, la desconexión entre el sistema productivo y la demanda, o la falta de marcadores que diferencien el producto local del resto de oferta agroalimentaria y que le aporten un valor añadido como producto de proximidad.

En la Marina Alta hay una base importante de patrimonio rural y arquitectónico catalogado, pero no se dispone de un catálogo unificado y completo. Además, en las poblaciones de menor tamaño, la Administración local no dispone de los recursos humanos y materiales para elaborar estos catálogos. En este ámbito se propone facilitar y promover una conservación activa; promover una industria cultural creativa y practicar la solidaridad institucional, de manera que se apoye a los ayuntamientos que no disponen de los recursos necesarios para poder recoger la información y catalogar su patrimonio.

Gastronomía del futuro

También en el tema de la gastronomía Denia apuesta por el futuro. Recientemente una delegación de la ciudad noruega de Bergen visitó Dénia con motivo de la preparación de un proyecto educativo relacionado con la formación profesional en hostelería y restauración que se está llevando a cabo en el marco de las Ciudades Creativas de la Gastronomía de la UNESCO. El papel de los jóvenes cocineros en el desarrollo de una gastronomía sostenible y vinculada al territorio, en el fortalecimiento de los sistemas alimentarios locales y en la necesidad de apoyar el desarrollo de industrias agroalimentarias artesanales y de la agroecología, constituye el punto de partida.

Innovación en Denia

Asimismo, el Ayuntamiento de Dénia ha puesto en marcha una nueva herramienta de participación ciudadana. Se trata de una nueva aplicación para dispositivos móviles y tablets. Con el nombre App Dénia está disponible para sistemas Android e iOS. El doble objetivo de esta nueva aplicación para móviles. Por un lado, mejorar la participación ciudadana; y por otro, mejorar la comunicación entre el Ayuntamiento y la ciudadanía. Se estructura en varias secciones: incidencias, concejales de barrio, calendario de los concejales de barrio, encuestas, programa de fallas, “mou-te en falles”, agenda, noticias, farmacias de guardia, calles y lugares de interés, directorio turístico, y teléfonos de interés.

También tiene un apartado de incidencias donde se pueden adjuntar imágenes y localizaciones, y se pueden efectuar un seguimiento de su resolución. Asimismo, a través de este apartado, se pueden efectuar solicitudes y consultas, comunicar incidencias o realizar sugerencias al ayuntamiento. Y es que la apuesta de Denia por las nuevas tecnologías es clara.

Este tema al final se suele traducir en nuevos resientes, ya sean estacionales o fijos, lo cual puede suponer un buen ingreso económico para la cuidad, sobre todo ahora que ha de competir con más fuerza para atraer a los futuros jubilados ingleses, alemanes y rusos que otras áreas como Benidorm, Torrevieja o Calpe se están llevando. El la inmobiliaria Romer Playa comentan que en los últimos años se ha producido un amento en la venta de viviendas en Denia lo que se traduce también en que el precio ha subido.  La zona más exclusiva de Dénia es, una vez más Les Rotes, que se mantuvo como el punto más caro del municipio. El metro cuadrado en este lugar se situó en 2.817 euros, una cantidad ligeramente inferior respecto a 2015. Por detrás se situó Bassetes-Bovetes, a 2.320 euros. En cambio, los importes más bajos se localizaron en la zona Oeste, con 989 euros el metro cuadrado.

La recomendación es que conozcas Denia porque es la ciudad del futuro en el Mediterráneo.