Aprovecha las celebraciones como estrategia de marketing

Cuando tenemos un negocio es una ciudad o villa pequeña y somos conscientes de que no podemos competir contra gigantes del comercio electrónico como Amazon, debemos de cuidar al detalle todo aquello que hacemos para que consiga llamar la atención de nuestros potenciales compradores y, con ello, vencer la tentación de los clientes de comprar a través de la web y que acudan a nosotros. Es por ello por lo que siempre debemos de aprovechar cada oportunidad que se nos presenta, ya sea a través de las redes sociales, de acciones en nuestra tienda o de propuestas diferentes aprovechando los festejos locales. Y es que el arraigo al lugar en el que vivimos y trabajamos es muy importante para que nuestros clientes nos vean como uno más, un vecino que ha emprendido y que se quiere ganar la vida de forma honrada y para ello lucha por integrarse en la sociedad comercial local. La realidad es que existen cientos de fórmulas diferentes que se pueden llevar a cabo, cada una de ellas con sus pros y sus contras, pero todas ellas igual de válidas y de efectivas. Es por ello por lo que a lo largo de las siguientes líneas os queremos mostrar algunas de estas de las que os hablamos.

Os decíamos al comienzo del post que, si vivís en una población pequeña, como puede ser la nuestra, que apenas pasa de los 100.000 habitantes, la lucha que debéis de afrontar contra los grandes comercios online es muy importante, puesto que no hay demanda para tanta oferta, así que tendréis que ingeniároslas para salir a flote. Una buena idea para llevar esto a cabo la encontramos en la localidad ourensana de Ribadavia, una población que, como su propio nombre indica, está en la ribera del río Avia y que cuenta con el barrio judío más importante de España. Allí se celebra cada año la ‘Festa da Istoria’, una fiesta que modifica cada año por completo la localidad para trasladarla a la época judía y que no solo se basa en la ambientación, sino que también cuenta con actividades, comidas y productos y costumbres típicas de la época. Pero no solo eso, sino que la gente de la población y los visitantes llegados de todas partes de España se visten como se hacía antaño, algo cada vez más complicado, por lo que si nos aceptáis un consejo, nosotros os recomendamos que os paséis por La casa de los disfraces, puesto que solo de esta forma no desentonaréis en una fiesta en la que los euros no son aceptados, sino que las transacciones económicas se llevan a cabo en maravedíes como se hacía en la antigüedad.

Lo que os queremos decir con esto es que, si vosotros tuvieseis una tienda en esta localidad de Ourense, una buena estrategia de marketing sería, ya no solo alquilar disfraces para los más rezagados que llegan a la comarca de O Ribeiro sin ataviarse para la ocasión, sino que vestir a nuestros dependientes con trajes de la época o permitir el pago de los productos en maravedíes, los cuales después se pueden cambiar sin problema ninguno en el ayuntamiento de la población.

Además, otra parte fundamental hoy en día pasa por aprovecharse de todas las celebraciones que son tendencia en las redes sociales, dado que de este modo podremos estar al día y todos aquellos ciudadanos que busquen esa tendencia en la red se podrían encontrar con nuestra publicación, algo que, sin duda, nos haría ganar mucha visibilidad en la red. Para ello, lo fundamental es que contemos con perfiles en las principales redes sociales que se están usando en la actualidad, así como estar pendiente de la evolución de este campo para poder ir teniendo presencia en las que más crezcan en el futuro.

Las tendencias, clave en el desarrollo del marketing

Para poder hacer una buena campaña de marketing debemos de conocer a la perfección a quien tenemos enfrente y para ello ya no basta solo con hacer un estudio de mercado, sino que debemos tirar de nuevas tecnologías para conocer patrones de tendencias de búsqueda y de consumo de los usuarios. Con ellos podremos saber cual es la hora idónea para publicar, así como también nos servirá para conocer los gustos de nuestros potenciales clientes y, con ello, hacer eventos, actividades o promociones más enfocadas a nuestros potenciales, con lo que conseguiremos una atracción mayor. Este tipo de actividades no solo nos ayudarán a nosotros a conocer mejor a los demás, sino que también servirán para aumentar las ventas, al menos, de forma potencial.