La donación de semen también un éxito empresarial

La importancia de la donación de semen es toda una realidad y en este sentido, son muchas las clínicas que están apareciendo en nuestro país. Una de las que llevan más años en este sector de mayor fama es Ividono, la cual cree firmemente, que el éxito alcanzado por ellos se basa en ir captando el mayor talento profesional y en las inversiones que hay que realizar. Piensan que ese camino es el que lleva al crecimiento y están confiados en un futuro que tiene aún más visos esperanzadores.

En un plano general, conviene saber en qué momento necesitamos un donante de esperma. Los últimos años ha ido creciendo el uso del esperma de banco en los tratamientos con fines de reproducción asistida.

A nadie le sorprende que se ha ido ampliando el arco de personas que precisan de este tipo de técnicas con el fin de tener hijos, en especial las mujeres solteras que quieren ser madres o las parejas lesbianas que cada vez dan más el paso y quieren tener descendencia.

Debemos saber que el semen de las personas que son donante se usa para:

  • Casos en los que exista esterilidad masculina de manera importante, donde no podamos utilizar espermatozoides de la misma pareja, algo que ocurre cuando existe azoospermia secretora.
  • En el momento en que queremos evitar enfermedades genéticas que se transmiten por el sexo masculino en la pareja, como cuando no se puede detectar por diagnóstico genético preimplantacional, el denominado “DGP”.

¿Cómo se realiza el proceso?

Fácil, solo se tiene que donar el semen que se puede eyacular, no hay que hacer operaciones quirúrgicas, como si que ocurre con la donación de óvulos. Igualmente hay que tener en cuenta que el semen se congela en un banco de esperma para poder ser utilizado después por la pareja o mujer que necesite de él en un tratamiento de reproducción asistida.

Igualmente, hay que saber que no puede utilizarse hasta que comprobemos que se queda libre de manera total de enfermedades de transmisión sexual. Unos 6 meses puede ser el plazo.

Aclaremos que no es necesario que el donante se deba sincronizar con la pareja para que se hagan las donaciones, pues la pueden hacer cuando le venga mejor, lo que hace que la comodidad sea mayor en el proceso.

Recordemos que en España las donaciones son anónimas y altruistas, donde los centros son los que se encargan de facilitar la totalidad de la información y el proceso en el que se producen las donaciones queda totalmente registrado, aunque, eso sí, los padres no van a poder saber ni quien es la persona que dona ni qué características tiene.

¿Qué personas pueden llegar a donar semen?

Los hombres que sean fértiles y tengan una salud física y mental óptima, en la que la calidad del semen sea buena a la hora de donar semen. Vamos a ser más concretos:

Las leyes españolas dicen que deberán ser donantes:

  • Los que tengan entre dieciocho y cincuenta años
  • Acudirán voluntariamente y siendo conscientes de que su semen se donará y de lo que esto implica
  • No estará enfermo de enfermedades infecciosas que puedan transmitirse a la descendencia, como la sífilis, VIH o hepatitis B
  • No tendrá que tener enfermedades genéticas o antecedentes de tipo familiar como las alteraciones hereditarias
  • Tendrá buena salud física y mental, algo que se acredita con pruebas médicas y psicológicas
  • La calidad del semen debe ser buena para que haya garantías de un tanto por ciento adecuado y de que los espermatozoides van a sobrevivir al proceso en el que se congelan
  • No pueden tenerse más de seis hijos cuando la donación se hace en territorio español, para que no puedan producirse problemas de consanguinidad.

Si la persona de sexo masculino no cumple algunos de estos requisitos, no va a poderse ser aceptado como donante de semen en España.

Siguiente paso: ¿Cómo es la donación del esperma?

En la donación de semen, el varón va al centro de reproducción asistida, sitio donde se hacen las pruebas antes de ser admitido como donante y para que puedan hacerse las donaciones para que pueda ser admitido en el programa.

Respecto a esto, las pruebas que se realizan a los donantes para comprobar su aptitud son las siguientes:

  • Seminograma
  • Pruebas para congelar el semen
  • Estudios genéticos
  • Estudios sobre si hay enfermedades infecciosas
  • Test psicológicos

Realmente no queda nada al azar, pues su importancia es grande y de ello se benefician todos, pues el proceso está repleto de seguridad.

¿Cómo elegimos al donante de semen más adecuado?

Primero tienes que saber que, en la práctica, el que el semen sea de un donante no va a afectar al procedimiento. Solo se diferencia en que los espermatozoides a partir de los que se formarán los embriones no procederán de tu pareja.

Los motivos por los que se recurre a donar semen son varios, tales como:

  • Cuando se producen una serie de alteraciones de gravedad o que son irreversibles en el semen de la pareja que hacen que no tenga validez para fecundar.
  • Cuando los testículos de la pareja no tienen capacidad para la fabricación de espermatozoides
  • Parejas donde el hombre tiene enfermedades de carácter hereditario que pueden ser transmitidas a los niños
  • Mujeres que su pareja es del mismo sexo
  • Mujeres que no tienen pareja y si que quieren ser madres

La donación de semen es anónima

Lo mismo que sucede con la donación de óvulos, en España los donantes de semen son anónimos y es imposible saber de qué persona proceden los espermatozoides a partir de los que se podrá ir desarrollando el bebé, siendo esta una situación que puede crear bastante incertidumbre.

En el caso de que te encuentres en esta situación, podrás quedarte tranquila, pues las muestras de semen que usan estos centros todas vienen de bancos de carácter externo totalmente acreditados y las personas candidatas a donantes son sometidos a pruebas de gran rigurosidad, todo ello para confirmar sin duda que nos ofrecen las debidas garantías de seguridad y salud.

Esta selección que realizan acreditados especialistas, se completa con una serie de estudios que vienen regulados legalmente sobre enfermedades de carácter genético, infeccioso, hereditarias y que se pueden trasmitir.

¿Cuáles son las pruebas a las que se someten?

Las pruebas que se hacen son el seminograma, cariotipo y estudio de enfermedades infecciosas. Existen centros de reproducción asistida, donde se realiza una solicitud al banco de semen de que se haga una prueba más, denominada, fragmentación de ADN en semen. Aquí cuanto menor sea la fragmentación, mayor será la calidad del semen. Por otra parte, se hace un estudio previo de la producción de esperma.

¿De qué forma se manipula en el laboratorio el semen de quien dona?

Lo que se hace con el semen es congelarlo antes de utilizar y se mantiene sin ser usado por 6 meses como mínimo. Las clínicas de reproducción asistida no aceptan por lo general semen que proceda de donantes que tengan más de 35/40 años.

Volvemos a repetir que, en España, en otros países es distinto, la donación se hace de manera altruista y anónima, por lo que no los receptores ni el futuro hijo van a poder conocer a la persona donante, y al revés.

A la hora de elegir el semen que se usará es el equipo médico que dirige el tratamiento y la elección el que lo hace, donde se siguen una serie de criterios de calidad, y también buscando que las características de la persona donante sean lo más similares a las que tenga el varón que tenga que asumir la paternidad por parte del niño o de la madre receptora.

¿Cuál es el papel que tiene la futura madre?

Pues es igual que el que tendrá en la inseminación artificial o la FIV que se hace con el semen de su pareja. Eso sí, es altamente probable que hay que tomar unos medicamente de hormonas para que haya una estimulación moderada en el ciclo ovárico, haciéndote una ecografía vaginal a fin de controlar el ritmo de crecimiento de los folículos.

Se hace también un análisis de orina a fin de que se pueda detectar la presencia de la hormona luteinizante, que es la que se encarga de indicar la proximidad en que aparecerá la ovulación.  De esta forma se asegura que el organismo está perfecto para que se pueda producir la inseminación con total garantía.

Coincide con el momento en el que se produce la ovulación, cuando se descongela el semen de la persona donante, preparándose en el laboratorio y una vez se seleccionan los embriones, pasan a introducirse en el útero gracias a una cánula. En ese justo momento, solo va a quedar la espera a que la gestación se haya realizado con el éxito esperado.

Es una evidencia que la donación de semen es un proceso serio, donde en nuestro país se respetan las leyes, por lo que merece la pena en caso de que estés en una situación de querer donar ponerse en manos de una clínica experta.