Cuidado con la moda del blanqueamiento dental

Todo el mundo quiere tener los dientes blancos, impolutos, cuanto más se parezca el tono de tu dentición a la de la cal mejor ¿verdad? Pues no lo tengo yo tan claro. Hay personas que tienen un laberinto dental e su paladar, dientes montados, muelas partidas y un sinfín más de problemas estéticos pero ellos prefieren blanquearse los dientes antes que ponerse ortodoncia porque, según ellos, estarían peor con la boca llena de hierros…

Puedo aceptar esa mentalidad de una niña de 15 años pero no de un adulto hecho y derecho. Además ¿qué hay de la ortodoncia invisible? Todos los sectores, incluido el odontológico y ortodontista, evolucionan año tras año. La tecnología no sólo innova en favor de móviles y dispositivos informáticos, innova en todos los sectores y mejora la calidad de vida y trabajo en todas las áreas siempre y cuando sepamos cómo manejarla.

shutterstock_308947793reducida

Modas absurdas

Pero esta obsesión por tener los dientes blancos ha llegado tan lejos que la gente utiliza bicarbonato de sodio para cepillarse los dientes con el objetivo de blanqueárselos de manera casera ¿acaso no saben que le bicarbonato es abrasivo y que lo único que van a conseguir haciendo eso es fastidiarse aún más el esmalte? Si tanta desesperación por lucir unos dientes pulcros tienen que busquen un buen profesional. En la Clínica Dental Garriga analizan a cada paciente individualmente para dar con la técnica adecuada. Mi hermana pequeña, que por la moda también estaba obsesionada, se hizo este blanqueamiento dental en Barcelona que le dio unos resultados estupendos pero, obviamente, bajo la supervisión de un profesional.

Los aparatos que utilizan en esta clínica son realmente de última generación, el tratamiento es indoloro, prácticamente no tienen contraindicaciones, y la duración del blanqueamiento depende más de los hábitos del paciente que de otra cosa. No es lo mismo aquel que fuma, bebe café y lleva una mala alimentación que aquel que no hace nada de eso y come de manera sana, pero eso lo saben aquí y en China.

Según ideal.es, para conseguir unos dientes blancos y perfectos todo lo que tienes que hacer recurrir a los remedios naturales y a los blanqueadores de uso cotidiano. Pues bien, no hagáis ni caso a lo que se os diga en Internet y acudid a un profesional que será el único que verdaderamente puede daros buenos consejos o aplicar tratamientos efectivos que no dañen vuestro esmalte. Pero sed listos, y antes de usar vuestro dinero para eso pensad en vuestra salud bucodental, luego en la posición de vuestros dientes y dejaros el blanqueamiento para el tercer y último lugar.

Al paso que vamos, como visionario que soy, me veo a la gente sonriendo con el esmalte tan gastado que podríamos ver a través de su dentadura, es decir, medio transparente ¿Y sabéis qué es lo malo realmente de esto? Que si se pone de moda media población va a ir como borregos a su dentista a preguntar por el esmalte transparente… sería como ver a miles de personas sin dentadura, a lo abuelitos. No gracias.