Cómo llamar la atención con la publicidad

El objetivo de cualquier campaña de publicidad es captar la atención del espectador. No sirve de nada crear una campaña publicitaria para mostrar tu producto si nadie la recuerda o no consigue su objetivo final. Tu trabajo de muchas horas  no obtendrá el beneficio esperado si no conectas con el perfil de tu cliente. Un buen anuncio puede llevar al éxito a un producto. Estos son algunos consejos que tienen la solución a tu problema. Y es que lo principal es llamar la atención.

Frase llamativa

Esto es de primero de Marketing, tienes que apostar por una ofrecer una expresión que pueda resultar divertida o, por ejemplo, que produzca un sentimiento de nostalgia en los destinatarios de tu anuncio. Son muchas las frases que recordamos en el tiempo y gracias a ello sabemos de ese producto. Seguro que se te ocurren un montón de ejemplos. Ahora bien, huye de las frases que se utilizan en el día a día o los refranes. Pueden resultar repetitivos y darán una imagen muy poco creativa de tu negocio.

Adapta tu mensaje

Hay que buscar a nuestro público objetivo. No es lo mismo dirigirte a jóvenes, que a trabajadores, que a ancianos o a niños. Es muy importante que la campaña publicitaria esté personaliza y enfocada a tu público objetivo. A través del vocabulario podrás influir en la recepción que tengan del producto en sí. Ahora mismo tenemos el ejemplo en los famosos milleniam, que usan un lenguaje propio. Además con las nuevas tecnologías también ha cambiado la forma de mandar mensajes.

Directo

Piensa qué quieres transmitir y qué quieres conseguir con tu anuncio. Persigue tus objetivos y haz que tu anuncio sea claro y contundente. Si tu intención es captar clientes, deja claro que quieres que formen parte de tu negocio. Recuerda que las primeras 25 palabras de un vendedor sellarán su futuro frente a un cliente.

Constancia

Si tienes un mensaje o valores que quieres que lleguen tienes que ser constante en la conversación. Aunque seas una empresa que vende trompetas y tienes un grupo de jazz no cambies constantemente el instrumento y el estilo de tocar. En otro caso nunca llegará una percepción clara de lo que eres y representas.

Provoca

Este es un caso muy especial, ahora mismo parece que si no ofendes a alguien, no vas a conseguir tu objetivo. Hay muchas empresas que crean una campaña publicitaria con la misión de provocar. Se puede hacer con mensaje o con imagen. No desestimes el poder de frases como “¿Sabe qué?”. Ese tipo de preguntas, por naturaleza, hacen que la gente se detenga y se pregunte por qué dices tú esto.

Actual

Está claro que antes se usaba como reclamo a las mujeres. Me refiero si quieres vender un coche siempre se coloca a una mujer exuberante, dando a entender que si tienes ese coche tendrás éxito entre las mujeres. Eso ya no se lleva. Hay que saberse amoldar a los tiempos.

Identificados

Tus anuncios tienen que mostrar empatía con los sentimientos de tus clientes. Analiza qué esperan de tus anuncios y ofrece aquello que te están reclamando. El primer paso para llamar su atención lo tendrás garantizado si sabes dar justo lo que quieren.

La agencia Niko Klaus  apuesta por los valores de compromiso, implicación y dedicación, una forma de trabajo. Aseguran que el tener un equipo multidisciplinar garantiza la máxima calidad de todos los proyectos, gracias a su visión global y aportan la mejor solución posible a los problemas de comunicación corporativa. Las propuestas de comunicación se basan en elementos conceptuales desarrollados de una forma ágil, fresca, dinámica y sencilla, buscando la optimización de los recursos del cliente.

La creatividad y el dinero no sirven de nada si nuestro mensaje no va dirigido específicamente a nuestro público y damos lo mejor para hacer cosas que se destaquen por su nivel. Si presentas cosas que han funcionado en otras empresas similares a las que te estás dirigiendo vas generar interés en tu interlocutor.

En definitiva, Llamar la atención con el marketing no es hacer ruido o mandar mensajes por mandarles. Es más bien agradable, segmentado y, sobre todo, creativo. No obstante un anuncio no sólo se limita a esta estructura, también se acompaña de música, luminosidad y «gancho».