Piscinas en los meses fríos

¿Quién dijo que a las personas sólo nos apetece tomar un buen baño en la piscina durante los meses de verano? Ir a la piscina tan solo durante los meses de junio a septiembre está pasado de moda. Ahora podemos disfrutar cada vez más de las excelentes ventajas y condiciones de las piscinas climatizadas en un recinto cubierto, que cada vez son más usuales en España y que nos permiten disfrutar de un baño relajante incluso durante los gélidos meses de invierno.

Esto se traduce, a su vez, en una oportunidad de negocio inmejorable para quien mantiene los ojos abiertos. A los españoles, por regla general, nos gusta el contacto con el agua, ya sea de una piscina o del propio mar. Si encontramos la posibilidad de aprovechar esa tesitura durante los meses de otoño, invierno o primavera, podemos obtener unos beneficios importantes.

Esto fue lo que hicimos en mi municipio, perteneciente a la provincia de Toledo. Varias personas nos dimos cuenta del deseo que había en toda la localidad de que llegara el verano para comenzar la temporada de baño. El recinto de la piscina municipal (compuesto por dos piscinas de mediano tamaño, una de tamaño olímpico y una extensa zona verde) se encontraba repleta de gente día sí y día también. Un recinto tan grande se quedaba pequeño para un municipio de unos 12.000 habitantes.

Nos hicimos una pregunta: ¿es posible que toda esa gente que acude en masa a la piscina municipal en verano desee seguir bañándose durante los meses de invierno? Nuestra suposición era que sí. Además, yendo un poco más allá nos dimos cuenta de que ninguno de los municipios que teníamos en un radio de 30 kilómetros tenía una de esas piscinas climatizadas y cubiertas de las que os hablaba, un proyecto en el que ya estábamos pensando.

Animados por la viabilidad del asunto, decidimos dar el paso y comenzamos a prepararlo todo. Adquirimos un buen terreno y comenzaron las obras para construir el edificio. Sin embargo, la construcción de la piscina era algo que queríamos dejar en manos de una empresa que estuviera especializada en este tipo de elementos. Así las cosas, obtuvimos información al respecto y descubrimos www.piscinasdtp.com.

Se trataba de una organización seria y profesional, que según lo que nos aseguraban realizaban su trabajo con eficacia y rapidez. Nos interesaba tener una piscina que tuviera todas las medidas de seguridad necesarias para que los bañistas no corrieran ningún riesgo y, mostrándonos imágenes de algunas de las piscinas que habían construido previamente, nos dimos cuenta de que los trabajos que solían realizar desde Piscinas DTP eran exactamente del tipo que nosotros pretendíamos.

shutterstock_1700946reducida

Un negocio redondo

La piscina que obtuvimos era de primer nivel. Con diferentes profundidades, bordillos redondeados y compuestos por baldosas antiresbalones, pensábamos y no sin argumentos que teníamos la mejor piscina de la comarca. Los datos de asistencia que comenzaron a tener nuestras instalaciones nada más producirse su inauguración respaldaron nuestra teoría. Efectivamente, habíamos acertado y habíamos dado con un negocio próspero y beneficioso tanto para nosotros como para nuestros clientes, gente a la que también le apetecía tomarse un baño fuera de los meses de verano.

Actualmente, la piscina climatizada continúa funcionando y lo hace a un buen ritmo. Evidentemente, durante los meses de verano nos vemos obligados a marcharnos de vacaciones porque la piscina municipal sigue siendo la esencia del verano. No obstante, muchos de nuestros amigos y conocidos no paran de decirnos que hemos hecho un buen trabajo con la construcción de una piscina que es, como os decía, completamente segura y que ha superado con creces todos los reconocimientos y pruebas a las que ha sido sometida.

Los promotores de dicho proyecto nos sentimos muy bien. Dejando de lado nuestro propio beneficio como entidad, nos sentimos así porque creemos que hemos hecho algo de utilidad y que gusta a la gente de nuestro municipio: a nuestros propios vecinos y familiares. ¿Se puede sentir uno más feliz?