De mayor quiero ser youtuber

Hemos pasado de ver que los niños quieren ser actores, futbolistas, policías o estrellas del rock a ser youtuber. Como es lógico, cuando mi sobrino se lo dijo a mi madre (su abuela) no se enteró de nada. ¿Qué es eso? ¿Es algo malo? Preguntaba con cara de póker la pobre mujer. Y es que las nuevas tecnologías han provocado que se creen nuevas profesiones, y una de ellas, es la de youtuber. ¿Pero en qué consiste? ¿Se puede vivir de ello?

Pues quizás unos datos respondas a estas preguntas. Los tres usuarios de YouTube más seguidos del mundo suman unos ingresos anuales de 1.248.600 euros. Las celebridades de hoy son estos youtubers que han dado pie a una nueva profesión que otros muchos intentan seguir. Eso sí, siempre hay idiotas, como en todos los lados, que estropean la profesión. Aquí en España hemos tenido dos casos. El primero el del famoso Caraanchoa, que se llevó una torta del repartidor, y el segundo, el descerebrado que gastó una broma a un mendingo.

A youtubers como El Rubius, cuyos vídeos consiguen dos millones de visualizaciones en dos horas, realmente le ha salido muy bien esta profesión. Dicen que YouTube paga entre 2 y 9 dólares por cada mil visualizaciones; vivir de esto exige muchas visitas. Los vídeos de estos jóvenes son por lo general de humor o de videojuegos y se dirigen a una audiencia adolescente (entre los 13 y 24 años). Pero ahora se va abriendo aún más el abanico.

Por ejemplo, mi sobrina apuesta por el mundo de la moda, y me parece muy buena idea porque creo que no está lo suficientemente explotado. Ella coge páginas webs de ropa infantil y realiza comentarios. Un ejemplo es la web HHG, una empresa de mayoristas de ropa: si  ella ve algo que le gusta pues lo dice. Recomienda y sugiere compras que por lo que veo en los comentarios son muy bien recibidos. Hace lo mismo con otras webs, también de maquillaje o incluso de material para la peluquería. Poco a poco se va haciendo un hueco y ojalá puede ganarse la vida de esta manera.

Fábricas de youtubers

Además YouTube ha cumplido diez años y en su corta edad ya es la tercera web más visitada del mundo, el segundo buscador tras Google y una fuente millonaria de negocio.  También se crea ya negocio alrededor de esta profesión. Aquellos jóvenes que quieren aprender a ser como sus ídolos , tienen que pensar que por ejemplo la empresa 2btube (una agencia de talentos en YouTube, que asesora a los creadores y amplifica su repercusión digital) lanza el primer campamento destinado a formar y enseñar mientras están de vacaciones.

De esta manera puedes aprender a abrir un canal, editar vídeos e imágenes o aprender técnicas básicas de SEO y marketing digital: la formación necesaria para manejar correctamente YouTube puede servir para un futuro empleo en el sector de la comunicación audiovisual. Si quieres seguir por este camino, ya sabes lo que tienes que hacer.

Una profesión del siglo XXI que si se hace con cabeza, es sin duda, una salida muy provechosa.