La última tecnología aplicada a los hoteles

En la sociedad en la que residimos actualmente la mayoría de nosotros se apoya en la tecnología para hacer nuestra rutina más cómoda y llevadera, y cuando nos vamos de vacaciones buscamos que nos den todo hecho y tener siempre los mejores servicios a nuestro alcance. Los hoteles no son ajenos a esta nueva cultura de comodidad que buscamos y adaptan sus instalaciones con la última tecnología para que los usuarios disfrutemos de la mejor experiencia de nuestras vidas y pasemos unos días tranquilos y relajados como sucede en las instalaciones del hotel de lujo Bòria BCN, en las que cuidan al máximo que esto suceda.

La mayoría de cadenas hoteleras que poseen complejos a nivel mundial están llevando a cabo un proceso de revolución tecnológico en el que la experiencia que obtienen los turistas al alojarse en sus habitaciones inteligentes es indescriptible.

A continuación os detallaremos algunas de las innovaciones tecnológicas por las que pasa el futuro del sector hotelero.

La primera son las reservas móviles y es que la mayoría de nosotros posee un Smartphone desde el que podemos llevar a cabo la reserva de nuestras habitaciones desde el lugar en el que nos encontremos. Esta tecnología está tan implementada en nuestro país que en torno al 65% de las reservas de última hora, las que se realizan el propio día, provienen de un teléfono inteligente o tablet.

Las páginas web de comparación de hoteles y las páginas web propias de las cadenas hoteleras también son una gran fuente de reservas por lo que las compañías no las descuidan e intentan integrar al usuario mediante realidad virtual de tal forma que el visitante conozca las instalaciones del hotel y especialmente la habitación en la que se va a alojar sin salir de casa.

Otra de las innovaciones tecnológicas que más se están poniendo de moda en los hoteles punteros son los sistemas biométricos, y es que estos sirven para que los huéspedes no tengan que cargar más con las llaves o tarjetas de sus habitaciones ya que mediante la huella dactilar podremos entrar en el cuarto. Además del avance relativo a la apertura de puertas, este sistema se está implementando para los demás servicios de los hoteles y es que en la actualidad ya existen complejos en los que todo los servicios que utilicemos están a nuestro alcance con la simple identificación de nuestra huella en el acceso o incluso si nuestra intención es pasar un rato agradable en la terraza del hotel, todo lo que consumamos también será añadido a nuestra cuenta mediante un lector de huellas con lo que hasta el día que nos vayamos, no tendremos que hacer uso ni de cartera ni de llaves dentro de las instalaciones.

En algunos hoteles los sistemas de identificación van más allá de la huella dactilar, y es que en un complejo de Boston, accedemos a todos los servicios del hotel, incluido nuestro cuarto, mediante un sistema novedoso de lectura ocular que realiza un control de nuestro ojo y determina si estamos autorizados o no a acceder. Estos avances nos llevan a que en el futuro las grandes cadenas hoteleras vean reducidos sus gastos considerablemente puesto que se ahorrarían mínimo las tarjetas o llaves para acceder a los cuartos, pero en el caso de los resorts que ofertan la opción de todo incluido, este ahorro sería todavía mayor, ya que también dejarían de lado el uso de pulseras que identifiquen a este tipo de clientes, puesto que al identificarse mediante huella u ojo, ya no necesitarían nada más, lo que significa también que los demás usuarios del complejo no sabrían tampoco distinguir quien ha pagado y quien no, por cada servicio, aumentando así el nivel de privacidad.

Habitaciones inteligentes en los hoteles

Actualmente son cada vez más las compañías que ofertan a sus usuarios habitaciones inteligentes en los hoteles y es que estos añaden tablets para que desde ellas los huéspedes puedan elegir diferentes opciones que el establecimiento les pone a su disposición. Estas tablets además de servir de mando de la televisión y del aire acondicionado también se pueden programar para realizar acciones tales como abrir y cerrar persianas, cortinas, para pedir algo que necesitemos al servicio de habitaciones, consultar las actividades y productos que nos ofrece el hotel y por supuesto, navegar por la red, lo cual nos lleva a que el cliente gana con un simple sistema informático un gran nivel de confort y comodidad.