El transporte y la logística, las claves para ser un visionario

Ser un visionario no es algo que sea tan difícil como parece. Hace falta tener una idea, un pequeño colchón económico para llevarla a cabo y, finalmente, un plan para hacer que esa idea pueda dar réditos a corto, medio y largo plazo. De hecho, de esas tres cuestiones la que parece más complicada es la segunda como consecuencia de la gran cantidad de créditos que están negando los bancos a las empresas que tratan o bien de fundarse o bien de comenzar con buen pie su actividad.

Tener una idea tampoco es algo tan complicado. Seguro que muchos de vosotros habéis tenido en alguna ocasión una ocurrencia con la que habéis soñado que hacíais dinero, por muy estúpida que pudiera parecer. Con lo que hemos comentado hasta ahora podemos establecer ya una primera conclusión: teniendo en cuenta que obtener un crédito es igual de difícil para todos y que tener una idea es algo a lo que también todos podemos tener acceso, la verdadera diferencia entre ser un visionario o visionaria y no serlo es ese plan que hemos comentado en el primer párrafo, un plan pensado para hacer que nuestra idea nos haga obtener beneficios desde ya y también dentro de algún tiempo.

Un empresario se convertirá en visionario si es capaz de saber ejecutar ese plan del que venimos hablando. Que ese plan se convierta en una realidad es algo que depende de varias cosas, pero lo principal es que se trata de una cuestión que es meramente logística. Y es que es esa logística y otros elementos asociados a ella, como lo puede ser el transporte, los que son capaces de convertir una idea en una realidad que aporte mucho dinero a una empresa y a una persona en particular. Es algo más simple y más lógico de lo que podemos llegar a pensar en un principio.

Son muchas las empresas que parecen estar dándose cuenta de lo importante que son elementos como la logística o el transporte en momentos como los actuales. Gracias a ellos podemos ahorrar una serie de costes que en muchas ocasiones son los que impiden que nuestras empresas de desarrollen como les sería realmente conveniente. Decimos que parece ser que cada vez más empresas se están dando cuenta de este tipo de cuestiones porque, según ha informado el portal web especializado Cadena de Suministro, el sector de la logística y el transporte ha crecido en más de un 10% tan solo durante el mes de abril.

Dentro de este buen dato que se ha sido publicado hace apenas unas semanas, también es necesario hacer hincapié en el desarrollo que se está produciendo en diversos subsectores del mismo campo, como lo puede ser el transporte de mercancías por carretera, que según anunció el también especializado portal web Alimarket, crece por cuarto año consecutivo en España, dando a entender que se ha producido un vuelco en el sector en los últimos años y que la situación ya nada tiene que ver con la que caracterizaba al sector durante la crisis económica.

Que el sector relativo al transporte se está convirtiendo en una prioridad para miles y miles de empresarios españoles es ya una realidad. Así lo garantizan los profesionales de Star-Cargo, una entidad cuyo principal objetivo social es el del transporte de mercancías tanto por carretera como por mar y aire. Desde Star-Cargo están siendo testigos de excepción de cómo cada día más y más gestores y directores destinan una mayor parte de los recursos de sus entidades en hacer posible conseguir una mayor eficacia y eficiencia en el movimiento de sus mercancías.

Una opción de reducir gastos y maximizar la utilidad del dinero

La logística y el transporte es la clave del surgimiento de un gran abanico de empresas que están consiguiendo que sus balances y sus beneficios se multipliquen por bastante en los últimos años. Reducir los costes del transporte de una cantidad determinada de contenedores y hacer que lleguen a su destino en un plazo cada día mejor es la gran esencia del éxito de esas empresas, un éxito que no es baladí y que ha situado a estas entidades al frente de los rankings que clasifican a las empresas más grandes del mundo. Ahí es nada, ¿no os parece?

Sacarle un partido cada día mayor a los recursos económicos que se destinan a los costes de logística y transporte es elemental para las empresas de hoy en día. Está claro que dichas entidades no van a poder olvidarse por completo del tema debido a que no podrán dejar de asignar un presupuesto para estas partidas. Pero sí que se puede reducir el porcentaje de ese presupuesto que está destinado a las mismas. Y no por una calidad inferior en el servicio. Aprovechar esta situación es ideal para hacer de nuestra empresa eficiente desde el punto de vista económico y también desde el punto de vista práctico.